El Organismo de Yo-Yo!

Book info
Like
Copy Url
Funny

Chapter 1. Un día, el organismo que soy yo estaba caminando por el parque cuando vio un cartel que decía "¡Yo-Yo! El agente de la aparente coherencia de su actuación". Intrigado, decidió entrar y ver qué era todo aquello. En la entrada había una gran mesa redonda con seis sillas alrededor. En cada una de ellas estaban sentados seis personajes peculiares: un hombre con un sombrero de copa, una mujer con gafas grandes y ropa extravagante, un niño con zapatos de color rosa brillante, un anciano con barba blanca y ojos tristes, un perro con orejas grandes y peludas, y finalmente el Yo-Yo.

Header illustration
Hero media illustration
Un día, el organismo que soy yo estaba caminando por el parque cuando vio un cartel que decía "¡Yo-Yo! El agente de la aparente coherencia de su actuación". Intrigado, decidió entrar y ver qué era todo aquello. En la entrada había una gran mesa redonda con seis sillas alrededor. En cada una de ellas estaban sentados seis personajes peculiares: un hombre con un sombrero de copa, una mujer con gafas grandes y ropa extravagante, un niño con zapatos de color rosa brillante, un anciano con barba blanca y ojos tristes, un perro con orejas grandes y peludas, y finalmente el Yo-Yo.

El Yo-yo era un pequeño ser cubierto de pelo largo y gris. Llevaba puesto un delantal blanco con bolsillos repletos de lápices y papeles. Sus ojos eran como dos pequeñas estrellas brillantes. El organismo que soy yo se acercó a la mesa para preguntarles quiénes eran y qué hacían allí.

Hero media illustration
El Yo-yo era un pequeño ser cubierto de pelo largo y gris. Llevaba puesto un delantal blanco con bolsillos repletos de lápices y papeles. Sus ojos eran como dos pequeñas estrellas brillantes. El organismo que soy yo se acercó a la mesa para preguntarles quiénes eran y qué hacían allí.

"Somos los agentes de la aparente coherencia de tu actuación", dijo el Yo-yo mientras sonreía. "Los demás somos sus compañeros". "¡Ah! ¿Y qué significa eso?", preguntó el organismo que soy yo.

Hero media illustration
"Somos los agentes de la aparente coherencia de tu actuación", dijo el Yo-yo mientras sonreía. "Los demás somos sus compañeros". "¡Ah! ¿Y qué significa eso?", preguntó el organismo que soy yo.

"Bueno - explicó el Yo-yo - cuando actúas en la vida tiendes a tener patrones incoherentes en tus decisiones; a veces parece como si estuvieras actuando sin ninguna lógica o sentido común". El Yo-yo continuó: "Nuestro trabajo es ayudarte a encontrar coherencia en tu actuar". Los demás asintieron emocionados mientras escuchaban atentamente al pequeño ser.

Hero media illustration
"Bueno - explicó el Yo-yo - cuando actúas en la vida tiendes a tener patrones incoherentes en tus decisiones; a veces parece como si estuvieras actuando sin ninguna lógica o sentido común". El Yo-yo continuó: "Nuestro trabajo es ayudarte a encontrar coherencia en tu actuar". Los demás asintieron emocionados mientras escuchaban atentamente al pequeño ser.

El organismo que soy yo entendió entonces lo que hacían allí los cinco personajes peculiares: ayudarlo a encontrar coherencia en sus acciones para que las cosas le salgan mejor en la vida. Sonrió satisfecho ante este descubrimiento, agradeciendo al Yo-yo por haberle traído tan buena información. Y desde aquel día, nunca más regresó al parque sin antes pasar por el organismo que era él mismo para recibir asistencia del Yo-yo y sus compañeros para hacer su vida más coherente!

The END

Hero media illustration
El organismo que soy yo entendió entonces lo que hacían allí los cinco personajes peculiares: ayudarlo a encontrar coherencia en sus acciones para que las cosas le salgan mejor en la vida. Sonrió satisfecho ante este descubrimiento, agradeciendo al Yo-yo por haberle traído tan buena información. Y desde aquel día, nunca más regresó al parque sin antes pasar por el organismo que era él mismo para recibir asistencia del Yo-yo y sus compañeros para hacer su vida más coherente!